Necesidades del usuario

Los datos abiertos son un medio, no un fin en sí mismos. La primera etapa de cualquier trabajo con OCDS es considerar quién usará los datos que se producen y qué campos y características de los datos son importantes para ellos.

Al diseñar OCDS, exploramos una gama de diferentes necesidades de usuarios y casos de uso de datos sobre contratación.

Nos centramos en cuatro grupos principales de necesidades de los usuarios, que se describen a continuación con mayor detalle:

  • Lograr un buen valor por dinero para el gobierno

  • Fortalecimiento de la transparencia, rendición de cuentas e integridad de los contratos públicos

  • Permitir al sector privado una competencia justa por contratos públicos

  • Control de la eficacia de la prestación de servicios

Algunas de las necesidades de los usuarios se satisfacen mediante el acceso directo a datos en masa. Para satisfacer las necesidades de otros usuarios, se necesitan herramientas basadas en los datos OCDS que proporcionen interfaces, visualizaciones y enlaces a espacios donde los usuarios puedan contactar con los órganos de contratación y los publicadores de datos.

Puede leer más acerca de cómo los usuarios alrededor del mundo están usando OCDS y otros datos de contratación en el sitio web de la Open Contracting Partnership.

A medida que empiece a implementar OCDS, considere cómo se involucrará con los usuarios de los datos y cómo se asegurará de que los datos y documentos que pone a disposición satisfagan sus necesidades.

Valor por dinero en la adquisición

Los datos de contrataciones abiertas pueden ayudar a los funcionarios a obtener una buena relación calidad-precio en los bienes y servicios en el proceso de adquisición, y también pueden ayudar a identificar si se ha logrado una buena relación calidad-precio en los contratos ya celebrados.

Estos usuarios quieren analizar las tendencias en los precios y el rendimiento de los proveedores, incluyendo en términos de calidad y duración.

Los datos comparables que utilizan listas de códigos comunes y la disponibilidad de precios unitarios son particularmente importantes para los casos de uso de valor para el dinero.

Detección de fraude y corrupción

Todos los interesados (la sociedad civil, el sector privado, el gobierno y los donantes) están interesados en identificar y combatir la corrupción en la contratación pública. Los datos de contratación abierta se pueden utilizar para examinar los documentos de adquisición y datos para encontrar 'banderas rojas' que podrían indicar que se está utilizando mal el dinero público.

Existen dos enfoques principales para el monitoreo de fraude y corrupción. Un enfoque "micro" analiza estrechamente las adquisiciones individuales.

Un enfoque "sistémico" busca patrones sospechosos y establece vínculos entre conjuntos de datos para trazar redes de financiación, propiedad e intereses.

Los datos que se pueden vincular utilizando identificadores globales únicos para las empresas es particularmente importante para casos de uso de detección de fraude y corrupción.

Competencia por contratos públicos

Las empresas privadas pueden utilizar los datos de contratación abierta para comprender el potencial de oportunidades de adquisición. Es un principio básico de la contratación abierta que la información debe estar disponible en las primeras etapas de un proceso de contratación, incluida la información sobre las adquisiciones planificadas e invitaciones para licitaciones.

La información sobre contratos pasados ​​puede permitir que las empresas identifiquen las próximas oportunidades de re-contratación y pueden apoyar a un mercado más competitivo, ya que la transparencia crea condiciones de igualdad con información sobre precios, fechas de contrato y entregas clave.

La información prospectiva y oportuna es particularmente importante para los usuarios del sector privado, además de ser capaz de identificar de manera única entidades adjudicadoras, ubicaciones geográficas, sectores y el tipo de artículos que se están adquiriendo.

Controlar la prestación de servicios

Los grupos de monitoreo quieren asegurar que la contratación pública entregue valor a los ciudadanos en términos de calidad de los bienes, obras y servicios provistos. Monitorear la contratación de manera efectiva implica poder vincular los presupuestos y los datos de los donantes con los contratos y resultados. También implica poder verificar si los resultados se entregan efectivamente.

Los datos relativos a los presupuestos, el lugar de entrega y los acuerdos de subcontratación son particularmente útiles para los que participan en la supervisión de contratos.