Validación

Puede validar sus documentos OCDS en standard.open-contracting.org/review/.

Esta herramienta le ayudará a comprobar si los archivos JSON que está produciendo son técnicamente válidos.

Sin embargo, esto es sólo un paso para comprobar sus datos.

El equipo del helpdesk de OCDS puede proporcionar soporte adicional para comprobar la calidad de los datos que está produciendo y comprobar otros errores y omisiones comunes.

Controles de calidad

Evaluar qué tan buenos son sus datos de contrataciones abiertas implica una serie de elementos:

  • La Validación implica un control técnico sobre la forma en que se estructuran y formatean los datos. Si los datos no son un archivo JSON válido y no cumplen con el esquema OCDS, no pueden ser procesados ​​por las herramientas OCDS y no serán interoperables con otros datos. Proporcionar datos válidos es una base importante para los datos abiertos interoperables.

El validador OCDS puede proporcionar una comprobación automatizada de pass/fail si los datos son válidos a un nivel de 3 ☆.

  • La Conformidad implica una comprobación detallada de si los términos OCDS se utilizan correctamente. Por ejemplo, si se está siguiendo las definiciones de campo y guía al ingresar datos y mapeando a la estructura de OCDS. La conformidad implica un chequeo humano sobre cómo se usan los campos y qué extensiones al esquema que está utilizando.

El validador OCDS da retroalimentación que puede usar para hacer un juicio inicial sobre conformidad. Un juicio completo necesita el involucramiento de expertos.

  • La Integridad implica verificar qué secciones y bloques de OCDS se están utilizando. Por ejemplo, si está publicando información de cada etapa de contratación o está proporcionando solamente datos de licitación o adjudicación o si está proporcionando identificadores detallados para organizaciones, o simplemente nombres.

La integridad puede evaluarse en relación con el marco básico, intermedio y avanzado para OCDS.

  • La Utilidad implica comprobar si los datos son aptos para su propósito. Esto implica considerar los casos de uso prioritarios de los datos y considerar si se han tomado todas los pasos viables que podrían aumentar la reutilización de los datos. La calidad implica considerar cuestiones de coherencia (¿las relaciones en los datos tienen sentido, y la información está estructurada lógicamente?) y su utilidad.

La mejor manera de probar la utilidad de los datos es a través de su uso exitoso para el análisis, monitoreo y aumento del acceso a la información de contratación.